Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘teatro romano’

Publicado en Wadi AS en su edición del 2 de mayo de 2015

Lo que leo estos días sobre el hallazgo de posibles restos de unas termas en la placeta del Conde Luque, lo que leo de nuevo sobre el teatro romano encontrado en la que fuera huerta de los Lao, me ha llevado a esto, eso y aquello, a tres reflexiones que comparto a continuación con ustedes al hilo de lo que la tierra accitana ha mantenido escondido durante mucho, muchísimo tiempo, y que ahora sale a la luz.

La primera cosa que me ha dado por pensar es si esto no deberíamos considerarlo como el aliciente definitivo para tomar conciencia, de una vez por todas, de la valía de Guadix, dado el rico poso que han dejado tras de sí los diversos pueblos -y sus diferentes culturas- que la han habitado. Esto, señoras y señores, no es algo de lo que pueda presumir cualquier municipio. Es un privilegio que lleva aparejada, eso sí, una obligación, pues se necesitan ciudadanos a la altura de las circunstancias: no podemos permitirnos el lujo de quedarnos de brazos cruzados. Pero no podremos poner en valor el patrimonio local si desconocemos su historia; no podremos sentir orgullo por algo sobre lo que tenemos tan solo una ligera idea. Acerquémonos, pues, a la historia de Guadix, escrita en libros, pero también conferenciada en charlas. Acerquémosla, desde los medios de comunicación, al público general. Acérquenla, maestros y profesores, a sus alumnos.

Segunda reflexión. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que nuestros políticos están en campaña ante las municipales, no estaría mal recordarles que aspiran a gobernar por y para el pueblo. Estimados políticos, la gente les vota a ustedes y el programa con el que se presentan. Nos importa muy poco que, para llevarlo a cabo, tengan que romper la disciplina de partido o enfadarse con superiores “intocables”. Sé que es predicar en el desierto pedirle a sus partidos que dejen de utilizar las instituciones para torpedear o acelerar la ejecución de tal o cual proyecto en tal o cual sitio en función de su signo político. Pero no puedo no decirlo. Piensen, al menos por un momento, que de esas batallitas patéticas sale perdiendo el pueblo y los votantes a quienes se deben. Ustedes, que tendrán la posibilidad de gobernar, ustedes, que ejercerán de oposición, podrán emprender ese plan –o estrategia o como quieran llamarle- que impulse definitivamente Guadix y lo sitúe donde le corresponde. En sus manos está que el teatro romano reciba todos los fondos que sean precisos para esa puesta en valor que lo coloque en el mapa cultural internacional. Muevan Roma con Santiago y busquen una salida para la Alcazaba, cuyo deterioro es galopante. Agilicen la recuperación del casco histórico, tema que, desde que me conozco, ha estado presente en el rifirrafe político. Hagan el favor de mirar por Guadix y sus intereses –me refiero a los de Guadix, no a los suyos personales-.

Sobre el turismo va mi tercera reflexión. Hay ciudades con la décima parte del patrimonio y solera de Guadix que, sin embargo, aparecen en las guías con tanto o más espacio que el que  Guadix ocupa. En gran medida se trata de aguzar el ingenio y sacarle lustre a lo ya existente. A veces se trata de un eslogan pegadizo, o de un suvenir llamativo, o de una web turística atractiva por la que sea fácil navegar.

Por supuesto que Guadix merece ese “museo de la ciudad” –que parece que arranca por fin- que recorra su historia, que muestre sus costumbres a través de textos, fotos, enseres, archivos de audio, vídeos. Pero por qué no también un museo del cine, o del Cascamorras, o de oficios tradicionales, o del bordado. Por qué no subirnos al carro del turismo gastronómico tan en boga –Guadix y su repostería tan fina, su pan, sus churros-tejeringos tan particulares, sus contundentes guisos de cuchara con productos de matanza, el melocotón de la comarca…- o del “turismo verde”, mejorando y señalizando las rutas que ya los accitanos aficionados al senderismo conocen y promocionándolas en ese mundillo. Las opciones son infinitas. Y muchísimas más propuestas pueden surgir y plantearse y ponerse en marcha siempre y cuando haya voluntad de llegar a acuerdos y de unir fuerzas.

Anuncios

Read Full Post »